Trekking

DSC06335El Trekking (o Senderismo) es una actividad recreativa no competitiva que se realiza sobre caminos balizados.

Desde Calpe podemos disfrutar de varias rutas, aunque las más típicas son el ascensos al Peñon de Ifach, del Cabo Toix, ruta circular del barranco del infierno, Ruta circular Sierra de Bernia, y Sierra Helada.

Esta actividad es abierta a todo publico.

hikingSRequisitos: Mayores de 10 años, estar en buena forma física, DNI.

Material: Sólo tienes que traer zapatos deportivos, mochila, bocadillo y agua. Es recomendable llevar protección solar y gorra.

Rutas:

1-Peñón de Ifach: 3 horas

Iniciamos camino en el Centro de Buceo CEMAS. El itinerario comienza en el Centro de Información del Parque Natural y la senda transcurre a través de la maquia litoral mediterránea, dominada por la lavanda (Lavandula dentata).

Según se asciende se puede observar los restos de una antigua muralla, reedificada en el siglo XIV, que sube hasta el pie de la roca calcárea. A lo largo de la senda se pueden ver pinos (Pinus halepensís) muchas veces deformados, cuyo particular crecimiento casi horizontal se debe a la acción de los vientos dominantes. Por este sector abunda el coleóptero (Chíysonela americana), insecto que vive sobre la lavanda. Al acercarnos a las rocas calcáreas vemos palmitos (Chamaerops humilis), sabinas Uuníperus ploenicea) y helechos (Polipodíun canbrícum).

La vegetación rupícola (de afloramientos rocosos) es rica en endemismos (es decir, plantas raras que sólo se encuentran en un área reducida a nivel mundial), como Silene hifacensis, Scabíosa saxatilis, Hippocrepís valentina, símbolo del parque, y Teucríum buxifoliun ssp. hifacense.

Continuando la ascensión llegamos a las murallas y a un mirador desde donde se aprecia una amplia panorámica: la isla de Benidorm, Sierra Helada al sur, y al oeste el Puig Campana y la Sierra de Aitana. Delante, cerrando la bahia de Calpe, el Morro de Toix se une por el Mascarat a la Sierra de Bernia. La Sierra de Oltá conforma un altiplano. Al norte aparecen Pedramala, el Montgo, el Puig de la Llorena y el Cabo de Moraira. Al este, en un día claro, y desde la cumbre, puede otearse la isla de Ibiza, separada unos 70 Km.

Antes de llegar al túnel se encuentra un antiguo aljibe, recientemente rehabilitado, donde se recogen las escorrentías de la lluvia; el agua se utiliza para riego de las plantas autóctonas que reproduce el vivero del parque, y después de atravesar el túnel es conveniente fijarse en las marcas oscuras que se extienden sobre el fondo de la playa de la Fossa, son los algueros de Posidonia oceánica. Esta comunidad de fanerógamas (plantas con flor) realiza importantes funciones en el medio marino: retiene los sedimentos, manteniendo la arena en la playa, son productores primarios, sirven de alimento a peces y erizos de mar y constituyen el hábitat donde especies de interés comercial depositan su puesta.

El túnel que permite el acceso a la cumbre fue perforado manualmente y mediante voladuras, y data de principios de siglo (1918). Hasta entonces se encaramaban con sogas, solución utilizada desde la antigüedad, ya que la cumbre de la roca servia de atalaya para prevenir las incursiones de los berberiscos. En la vertiente de levante la vegetación presenta algunos cambios. Debido a la mayor insolación son más frecuentes el esparto (Stipa tenacissíma) y el romero (RosmarinLis officitalis). El camino continúa cruzando dos canchales. Abundan sabinas y enebros (junipertis oxycedrus), aparecen acebuches (Olea europaea var. Sylvestris). Rodeados por la vegetación se llega a una bifurcación de¡ camino, por la izquierda se accede hasta una antigua caseta de carabineros (*), por la derecha a la cima. La primera senda nos permitirá disfrutar de un extraordinario paseo donde los grupos de pinos tumbados y las jaras (Cístus albidus) recuerdan un incendio que tuvo lugar hace algunos años y la efedra (Ephedra fragilis) nos indica que se trata de un lugar seco y soleado.

Además de las gaviotas (Larus cachinans) podemos observar otras aves como los verderones (Carduelis chloris) y currucas (Sylvia sp). Al final del recorrido se aprecia la verticalidad de los acantilados de poniente, el cabo de San Antonio, detrás de la Punta de Moraira, y las últimas estribaciones del Peñón, que llegan hasta el conocido Carellot. Si se desea llegar a la cima hay tramos complicados por la pendiente y el relieve existente. La vegetación presenta romeros y acebuclies. Sobre las piedras más soleadas se encuentran varias especies de lagartijas y algún lagarto ocelado (Lacerta lepida).

Desde arriba, vértice geodésico de tercer orden de 332 m de altura, se contempla una amplia panorámica de las dos Marinas. La escalada muy utilizada por los montañistas, que deberán obtener datos de las distintas vias ya determinadas y sus grados de dificultad en el Centro de Información. Como medida de seguridad la dirección del Parque pide que se deje aviso de la vía a utilizar y hora de regreso. En los meses de abril, mayo y junio no se permite la escalada en las caras N-NO, como protección a la nidificación de las aves.

2-Circular y Cima Serra d’Oltà: 3 horas

Zona de salida:
Llegamos en coche hasta la zona de acampada (desde Calpe cruzar la autopista y seguir las direcciones hacia Ermita Vella / Zona de acampada). Un par de km antes cruzamos la Estación de Ferrocarril, buena opción para llegar desde casita con lo puesto y volver si pasas de coche.

Ermita Vella
Hacia la ermita Vella:
En la zona de acampada buscamos las marcas blancas y amarillas del PR 340, primero por un sendero que rápidamente sale a una pista ancha. Cogemos en dirección la Ermita Vella, por lo que recorreremos la Serra en sentido horario. En suave y progresivo ascenso, que nos permite ir trotando y charrando la mayor parte del tiempo, llegamos a la Ermita, restaurada, donde hay zona de picnic. Nos entretenemos poco y seguimos adelante. Pronto abandonamos la pista para ascender por un empinado barranco, subiendo de piedra en piedra, dejando a nuestras espaldas unas maravillosas vistas del Peñón de Ifach y las Salinas de Calpe.

El Corralet
Hasta la cima:
Alcanzamos la planicie de la sierra casi en la cota de los 500 metros. A nuestra derecha podemos acercarnos hacia el mirador de la Mola, pero seguimos hacia la cima, trotando por una tramo plano pero muy técnico donde no puedes despistarte con los pies, hasta que alcanzamos el Corralet. Desde aquí nos quedan poco desnivel por ganar y alcanzamos los 588 metros que tiene de cota la Serra d’Oltá.

En la Cima
Nos deleitamos con las vistas, hacemos un descanso y para abajo.

Desde la cima al punto de partida:

El Dit de L’Oltà
Volvemos al Corralet y enseguida llegamos al cruce donde nos desviamos hacia nuestra derecha. Nos metemos en una divertidísima bajada por el Barranco de la Muela. Pasamos un pozo antiguo y en breve ya volvemos a coger la pista que seguimos hacia la derecha, pasando por los restos de una antigua extracción de adoquines (La Pedrera de la Mola, 312 m). La pista pica hacia arriba, y en la montaña vemos el dit de l’Oltá. Alcanzamos el collado (Pas de la Canal) y descendemos por el barranco del mismo nombre, también divertido y rápido hasta la pista y en seguida a la zona de acampada.

Precio.

El precio variará según el recorrido elegido y numero de personas.

-Tres horas: una persona 60€, dos o más personas 30€

-horas extra: 20€/grupo

 Más información

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su telefono (opcional)

Actividad en la que estás interesado

Su mensaje

Aquí, si quieres, puedes subir un archivo

Escribe estos signos
captcha

Una vez enviado mira mas abajo el resultado

No se admiten más comentarios